BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

viernes, 4 de septiembre de 2009

Día 1

Primera entrada del blog. Tuve muchos y todos ellos los acabé dejando y/o borrando, bien fuera por pereza, porque no me gustaba lo que en ellos había o porque me daba la real gana. No voy a condenar a éste desde un principio, porque tengo fé en que sobreviva... cosa que resulta obvia, porque si no, no me habría molestado en abrirlo en un principio.

Pero he tardado bastante en publicar... y puedo prometer y prometo que sere lo más inconstante del mundo en hacerlo (qué se le va a hacer!! soy un perro de viejas costumbres)

Jaja

Nada, la cosa es que estaba yo aquí feliz... descansando después de estar toda la mañana pensando en cómo se acercan los exámenes y como a mí se me van acumulando las cosas por hacer... cuando decidí meterme en Internet y pasarme por las páginas por las que normalmente suelo pasarme, a hacer el mismo camino de siempre. Y qué asco, de verdad, ver lo mismo de siempre.

Qué manía con creernos el ombligo del mundo, y qué necesidad tenemos de ser el centro del universo. Todo tiene que orbitar alrededor de uno, si no, la infelicidad y desesperación se te echan encima y te devoran cual orco... orco con hambre.
No, pero en serio, ¿por qué esa obsesión con hacer ver que valemos más de lo que realmente valemos? ¿por qué ir gritando a los 4 vientos lo importantes que somos, lo rodeadísimos de gente que estamos y lo muchísimo que nos quieren? ¿No te basta con saberlo tú? Que joder! Me encanta que a la gente la quieran, ¿pero publicitarlo? Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Es absurdo, sin más. Me da mucho asco. No lo entiendo. La mayoría de la gente que conozco vale más que todo el oro del mundo y en cambio jamás les he escuchado lanzarse tantísimas flores como ciertos personajes hacen. ¿Que te quieren y te adoran? Olé por ti, ya me contarás el día que tengas una movida gorda dónde están todos aquellos que decías que matarían por tí. ¿Realmente hemos llegado a un punto en el que hemos olvidado lo que es la humildad?

Por supuesto ya no entro en temas de autoengaño... prefiero guardarmelo para otra entrada en la que me apetezca seguir explayándome, ahora... no.

Paso, de verdad. Estas personas, caricaturas de sí mismas, con una percepción tan deformada de lo que es su persona, sólo despiertan lástima en mí. Obvio que a todos nos gusta sentirnos queridos, pero cuando nuestro amor propio roza lo ridículo... es hora de pararse y reflexionar sobre tí mismo. No es tan difícil. Yo lo hago. Mi hermana pequeña lo hace, aunque sea para darse cuenta de que se caga. Hasta mi gata a veces parece que lo hace (pero es que ella se mola) Poca gente de la que conozco es realmente digna de admiración, y aquellos que más se vanaglorian de lo grandes que son... por ellos no daría una mierda, para que adornarlo.

Nada oye, a ver si la gente sale un pelín de su burbuja y se da cuenta de que es una mota de polvo en medio de la nada, que no tiene ninguna estela que los demás deban seguir y que al final, están mas solos de lo que quieren creer. Quizás de ese modo puedan ponerle remedio.

PD: No me gusta-ba juzgar a la gente. Lamentablemente hacerlo es inevitable, nos creamos opiniones de la gente, y solo un imbécil negaría la evidencia... ya que te quieras dejar llevar por ello o no entra en el juicio de cada uno. Pero qué carajo, esto es subjetivo, mi opinión y punto. No es la más cierta, pero como es la mía, es con la que me quedo. Aún juzgando no me pongo por encima de toda esta gente (quizás yo no lo vea y sea así), admito que soy una de las personas más gilipollas que te puedes echar a la cara... pero no seamos imbéciles y neguemos la evidencia... porque en el fondo soy adorable =D


2 comentarios:

f.ode dijo...

¿Cómo has puesto el fondo? Deberías hacer algo, porque he tenido que abrir el Word para leer tu "primera" entrada.

Y sobre la entrada... ¡Amén! No podía estar más de acuerdo contigo.
También hay que tener en cuenta la degeneación que está experimentando la quinta que viene tras la nuestra, y en cosas como éstas, y más con la novedad, se dejan influenciar.

f.ode dijo...

¡Arrr! ¡SOY EL PRIMERO!